SUS LETRAS - SUS CANCIONES

GRITO CHANGA

(CANCION)

Me ofrecieron conchalbo
para ir tirando, para ir tirando,
el trabajo anda escaso,
la paga estrecha
y el lomo es ancho.
Porque tengo a mis hijos
que a puro brazo los estoy criando
me prendo a cualquier cosa,
el hambre es mucho y el pan escaso.
Clavo el hacha en el arbol
saco los yuyos, armo el andamio,
no tengo oficio fijo,
de muy chiquito, vivi cinchando
Hoy no tengo derecho
ni pa embromarme dentro del salario
El patron ya me dijo
que si me enfermo no se hace cargo.
La pucha! que valgo poco
si no alcanza ni pa' cigarro
y el güeso que llevo a casa
dentro del pecho me esta golpeando
Si me agarra la rabia
y pego el grito, me estoy pensando,
que mis pobres cachorros
no tienen culpa pa' darles cargo.
Que venga el sabio y diga
si mi trabajo no vale de algo
Que el sabio me conteste
si pa' tranquiarla no soy un galgo
Si el sabe todo eso
sabe de sobra que es poco el pago
Por saber tantas cosas,
hacen que el pobre reviente de asco.

Canta José Larralde

 

DE HABLARLE A LA SOLEDAD


Tirando a negro la boca de tanto pitar del fuerte,
y un pálido de tristeza la piel, por detrás de un siete.
Al fin de la carretilla, la patilla como un tajo,
remembrando su calibre de;taura; venido abajo.
Siempre solo se lo vió, sin posturas ni apaviento,
y en toda cancha copó lo que otro perdió por lento.
Cuando el tinto le llegaba, solía ponerse a cantar
cosas que venían de adentro, y que obligan a escuchar.
Alguna vez me contaban que allá en el cuarenta y dos
supo andar entreverao y empriestandose de amor.
Supo tener un cariño, como naides lo cuidó,
pero ahí terminaba el cuento, nunca me lo completó.
Otras veces con recelo se arrimaba al mostrador,
y entre las mangas del saco, pedía un vino, por favor.
Todo el pago conocía sus mentas de tomador,
y en medio e la gritería, el jamás alzó la voz.
Solían decirle de apodo el triste, o el cabezón,
uno le nació de solo, el otro... por la razón.
Yo conocí su güarida, en medio de un pajonal,
yo conocí su güarida, en medio de un pajonal,
rancho bajito, de adobe y blanco, pintau de cal.
Tomador de mate amargo y gaucho como el que más,
tomador de mate amargo y gaucho como el que más,
corazón envejecido de hablarle a la soledad.
Solían decirle de apodo... el triste, o el cabezón,
uno le nació de solo, el otro... por la razón.
Lo demás morió en la historia, pa bien o mal.

Canta José Larralde

MAS LETRAS

 

Inicio

Discografia
Mp3
Películas


Letras
Mas Letras
250 Letras
Tablaturas

Diccionario
Buscar en el sitio
Fotos

Libro de Visitas
Email

Donaciones
Links

Opiniones
Entrevistas

¿Dónde comprar CDs de Larralde?

¿Donde contratar
a José Larralde?



Argentina 2006