Su Vida, Su Obra, Su Música


CON MI YUNTA DE NUNCAS


Amontonando esperanzas paso la vida
sabiendo que mañana es otro día
no importa los que fueron ni los que vienen
los viejos ya tuvieron, los nuevos tienen
tienen otros anhelos que son los mismos
fundidos en la nada de un espejismo
tienen rota la idea, tienen prejuicio,
tienen siglos de brazo y de estropicio
Tienen ojos que miran, pechos que sienten
y alguna que otra encía que muestra un diente
Amontonando sueños paso la vida, descanso trabajando
como fatiga
soy maestro de miseria, pájaro y rama y a veces
soy yo mismo montón de nada
otras veces soy perro siguiendo al amo
y si tengo una herida solo me lamo
por razón que no entiendo a veces ladro
tal vez pa´ ver si existo y seguir ladrando
total abro la boca y brota el sonido
y a vece otro perro ladra conmigo

Aprendí cabestreando a hacerme viejo
y arrastré a la sidera más de un consejo
He sacado del pantano tanto cangrejo que ahura
hasta pa´ sentarme reculo al cejo
Amontono esperanza, por eso vivo,
je, gracias a Dios fue gratis haber nacido
Lo cierto es que soy cierto y basta con eso,
si andás analizando se gasta el seso
y al final la zozobra te invade el pecho
y del cierto a al duda se agranda el trecho
Por dudar de mí mismo, viví sangrando y...
y en cada cajuarones pensé hasta cuando
reventó la respuesta altiva y muda
y la madre indiferencia me dio su ayuda
ayuda pa´ estar solo, ayuda inerte
disprecio por la vida, asco a la muerte
Nido de luces malas viviendo oscuras y en cada sol naciente
verla huesuda
estar como tranquera sin alambrado
con huellas que me cruzan por el costao
rasquetón pa cualquiera que ande sarnoso,
pión de lunes a lunes, tumba y sancocho
guacho de padre y madre, reconocido hijo
hijo pa´ dar el brazo guacho pa´ recibirlo
soldado de la herramienta siempre de guardia
yo custodio la huerta, carpo la sandia.
Y en cada caladura que el tajo sangra
su negra dentadura me muerde el alma
Patrón de mis miserias talón de suela,
mis miserias se quedan mi años vuelan.
Un día pulsé un sueño y canté mis penas
con cuerdas arrancadas de mi arterias,
de clavija mis dedo, mi pecho caja
diapasón fue mi brazo, mis ojos, pampa.
Canté, canté y canté a los gritos
mi fe y mis ansia, me miraban las aves como asombradas
titilaba el lucero y el pasto alzaba sus dedos diminutos como una gracia
todo el mundo reía, todos cantaron
las cuerdas de mi sueño, me las cortaron
patrón de mis miserias sigo el camino con mi yunta de mansos
con mi yunta de mansos cincho al destino
y amontono esperanzas, por eso vivo,
gracias a Dios fue gratis haber nacido.
Y amontono esperanzas, paso la vida,
sabiendo que mañana es otro día.
Patrón de mis miserias,
sigo el camino, con mi yunta de nuncas cincho al destino
patón de mis miserias, talón de suela
mis miserias se quedan mis años vuelan.




Volver a la página anterior


© 2012 Don Jose Larralde Derechos Reservados